El Tomba que se viene

Godoy Cruz comenzará mañana una temporada muy complicada en la primera división del fútbol argentino.


El Tomba arrancará con un promedio de 1.144, sólo por encima de Argentinos Juniors (1.131), y de, lógicamente, los tres equipos que subieron a la categoría: Rosario Central, Gimnasia La Plata y Olimpo. Al igual que la temporada pasada, habrá tres descensos. El Expreso apunta a no estar entre esos tres que bajarán a la Primera B Nacional. ¿Lo logrará?
La dirigencia del Expreso mantuvo la base del equipo de la temporada pasada. Eso es positivo. En el equipo titular ya no estarán el arquero Nelson Ibáñez, el central Nicolás Sánchez (todavía queda una mínima chance de que siga) y el lateral izquierdo Emanuel Insúa. En lugar del Loco llegó otro loco: Jorge Carranza, quien ya estuvo en el club. Por Sánchez jugará Curbelo y por Insúa entrará Grimi. El resto del equipo de Martín Palermo sale de memoria.
Así, mañana ante Argentinos, Godoy Cruz saldrá con Carranza en el arco. Atrás estarán San Román, Sigali, Curbelo y Grimi. La mitad será para Castellani, Lértora, Fernández y Castro. Arriba: Castillón y Óbolo.
Los jugadores ya se conocen, ya se entienden. Eso siempre es un punto a favor en cualquier competencia. Habrá que ver cómo funciona la dupla de centrales. Sánchez y Sigali jugaban de memoria. Se conocían desde las inferiores de Nueva Chicago. Sin Insúa, el equipo pierde un tractor por el sector izquierdo. Pero Grimi es un hombre que tranquilamente le puede aportar marca y buen juego al equipo.
Después, del medio hacia adelante la deuda está en la falta de gol. En la mitad, Lértora, uno de los mejores cinco del fútbol argentino, es el equilibrio perfecto. Lo ayuda Fernández, quien también da una mano a los cerebros del equipo, Castro y Castellani. Si Castillón baja un cambio en la puntada final de cada jugada, se cansará de hacer goles y darle habilitaciones a Óbolo. Tiene un potencial enorme.
Durante el torneo, veremos si alguna de las incorporaciones que llegaron a la Bodega se gana un lugar entre los titulares. Como siempre, sonaron muchos nombres pesados. Y después terminaron llegando “desconocidos”. A veces, esa jugada sale. Muchas otras, no. Hace años que el Tomba hace eso y mal no le ha ido.
A saber: llegaron Jorge Carranza (arquero, Ferro), Federico Pintos (Defensor Sporting, volante), Claudio Aquino (Defensa y Justicia, volante), Jonathan Ramis (Aldosivi, delantero), David Achucarro (Boca, defensor), Santiago Gallucci Otero (River, volante), Cristian García (Murcia, delantero) y Diego Rodríguez (Defensor Sporting, volante).
Palermo ya mostró sus cartas como entrenador. Ante todo, quiere un equipo ordenado. Casi siempre lo consiguió. La idea es ser firme en defensa, jugar por abajo, asociarse, atacar los espacios libres. El concepto de juego no variará. Si a eso, el Titán le puede aportar a su equipo más gol, algo que le sobró en su etapa de futbolista, el Expreso viajará rumbo a la permanencia. Pero si el gol sigue en deuda, el panorama se complicará de cara al Torneo Final 2014.
Sin embargo, el Tomba empieza esta nueva temporada en Primera con el crédito abierto. Este equipo demostró que tiene talento y juego para pelear de igual a igual ante cualquier rival.