La agroecología como oportunidad de desarrollo económico y social

Redacción Diario Vox

Mendoza constituye uno de los oasis de cultivo más importantes del país y puede jugar un papel preponderante en protección y promoción de sus cinturones verdes.

Según especialistas, avanzar en la figura de "cinturones verdes" ayudaría a ordenar los criterios de una planificación territorial moderna en la provincia ante el avance de lo urbano sobre lo rural. 

el cinturón verde de Mendoza incluye la región del sur de Lavalle (El Vergel y Las Violetas), parte de Las Heras (El Pastal y El Borbollón), seguido por todos los distritos rurales de Guaymallén, la zona periurbana de Maipú y Luján hasta Ugarteche. En total total suman entre 10 mil y 14 mil hectáreas con cultivos de invierno y verano, con más de 2.000 explotaciones agrícolas en manos de agricultores familiares -de un total aproximado de 4.000-, de los cuales el 68% posee menos de 5 hectáreas y el 84% menos de 10 hectáreas.

Los alimentos frescos que se producen en los cinturones verdes de Mendoza responden en un 95% al consumo interno, son más de 50 especies entre frutas y verduras que se producen en las distintas estaciones, la mayoría de la superficie cultivada está en manos de pequeños productores. 

En el mundo los cinturones verdes se han posicionado como una herramienta moderna de organización territorial que sirve de ayuda a la seguridad alimentaria local ya que cuidan la cantidad, calidad y abaratan los costos de logística de los alimentos, y a la vez, promueven el consumo de cercanía. Del mismo modo conservan la biodiversidad y proveen zonas de recreación y amortiguamiento a la expansión urbana.

De hecho hay países el donde el el modelo de cinturones verdes ya tiene más de 70 años de experiencia y se utiliza con excelentes resultados, entre ellos,  Canadá, Reino Unido, Países Bajos y Brasil, entre otros. También en Argentina se está trabajando sobre la denominación y protección de estas zonas en distintas provincias y municipios, entre ellas, el Área Metropolitana de Buenos Aires, La Plata, Rosario, Córdoba, Mar del Plata y Tucumán.

Por su lado la provincia de Mendoza está comenzado a avanzar con algunas iniciativas legislativas que proponen la promoción y protección de cinturones verdes y constituirlos en zonas protegidas de producción agrícola.

Uno de esos proyectos es impulsado por el diputado Marcelo Aparicio quien propone que en los centros urbanos se consuman los productos cultivados en su cinturón verde con el objetivo de cuidar, mejorar y potenciar la producción de alimentos de Mendoza y a su vez aportar nuevas herramientas para lograr soberanía alimentaria. 

Para ello se plantean algunas metas orientadas a ayudar a los productores locales como un mejor acceso al crédito, otorgar beneficios impositivos, generar una marca con denominación de origen y abaratar el costo de logística de los alimentos, promoviendo el consumo de cercanía. 

"los cinturones verdes de la provincia son de un gran valor para los cultivos frutihortícolas, obteniendo alimentos de una calidad natural superior" 

Según el legislador "fomentar que en los centros urbanos se consuman los productos cultivados en su cinturón verde más cercano" permitiría proteger a estos sectores productivos del avance urbano y a la vez fomentar métodos de producción agroecológicos que desalientan el uso de agroquímicos. 

La visión de los especialistas 

Martín Betancud, ingeniero agrónomo y especialista en agroecología, sostiene que "los cinturones verdes de la provincia son de un gran valor para los cultivos frutihortícolas, obteniendo alimentos de una calidad natural superior". Tal es el caso de del cinturón verde metropolitano, que incluye zonas como La Primavera, Corralitos, Km 8, Colonia Segovia, Colonia Molina y Puente de Hierro, que tienen suelos muy fértiles con los mejores niveles de materia orgánica que facilita la elaboración de alimentos con procesos agroecológicos y de buenas prácticas agrícolas.

En ese sentido Betancud concluye que "estamos ante la oportunidad de ofrecer a los consumidores tanto del mercado interno como del externo, la calidad de nuestra tierra y el cuidado ambiental como valor agregado en la producción de nuestros alimentos".

Esta nota habla de: